Navegación


 Reseñas Xenite4Ever


 Volver al foro

Xenite4ever   

El Secreto Velado

Nyra | Publicado lun Dic 03, 2018 8:48 pm





Título: El Secreto Velado

Autora: Penny Mickelbury

Título Original: Keeping Secrets



Argumento



La teniente de la policía de Washington. Gianna Maglione. Jefa de la reciente formada unidad de delitos de odio, se encuentra dirigiendo una investigación que supone un gran desafío. Mimi Patterson, periodista, se halla inmersa en la misma investigación y sospecha que Gianna y su equipo están manteniendo en secreto los dos elementos principales de la investigación. Mimi Patterson se desgarra frente al conflicto que supone cumplir con su ética profesional como periodista y sus sentimientos por la teniente.


 


Opinión:



Desde la portada del libro se nos invita a un buen momento para prepararnos a leer esta historia que contiene elementos que nos engancharán desde el inicio.

Novela policial lésbica es un género que pocas autoras se aventuran a escribir porque requiere de más credibilidad al momento de ser coherentes a la lógica y no perderse en la historia de amor.

En El Secreto Velado se mantiene vigente la premisa de los crímenes de odio; en estos, las personas en función de su religión, raza, color u orientación sexual por ser las más vulnerables en una sociedad son las víctimas y aquí se presenta una serie de asesinatos violentos a homosexuales adinerados de ambos sexos.

Quien intentará resolverlos y encontrar al culpable es precisamente la Directora de la Unidad de Crímenes de Odio: la Teniente Giovanna Maglione que por su físico bien podría haber salido de una revista de modas.

La que colaborará con ella – sin ser invitada- es la periodista Mimi Patterson quien también resalta por su atractivo y por órdenes de su jefe de redacción se ve involucrada en la investigación de este caso.

Desde que hubo el primer contacto entre ellas en un gimnasio, surgió una atracción instantánea.


Lanzó la ropa dentro de la taquilla, agarró una toalla recién lavada del montón y empezaba a disfrutar por anticipado del calor relajante del vapor cuando se abrió la puerta y, de entre la niebla, salió una mujer que hizo que a Mimi se le cortase la respiración. «Somos exactamente de la misma altura» pensó Mimi, mirándola a los claros ojos de color avellana. Retrocedió un paso para dejarla pasar y se giró para seguir con la mirada aquel cuerpo perfectamente musculado y de piernas larguísimas, mientras la mujer cruzaba hacia el montón de toallas. Cuando se giró, miró directa y tranquilamente a los ojos de Mimi; tan directamente que Mimi tuvo que apartar la mirada, así que bajó los ojos hacia los pechos, llenos y perfectos, y dejó de respirar por completo.


Y continúa la acción policial siguiendo el manual al pie de la letra: entrevistas a las personas involucradas con las víctimas, indagar su pasado, sus posibles conexiones, etc. En fin, una investigación minuciosa desde dos ángulos diferentes: el de una policía y el de una periodista. Lo que da pie a otros encuentros entre las dos mujeres y al cómo se va forjando una atracción que conduce a algo más que lo físico -bastante explícito pero de buen gusto-.

Lo interesante no es la relación de ellas, bueno, sí es disfrutable; además, es la situación que se presenta como una homofobia extrema tan patente aún en el siglo 21 y cómo es abordada por la escritora. No menos importante, el vínculo entre dos mujeres adultas que han forjado su profesión no por casualidad sino con gran esfuerzo y trabajo consolidando su credibilidad. Aunque también se definen con un hecho que llama la atención: una es afroamericana -Mimí-, la otra con raíces italianas -Gianna-. Parece ser que la autora prefirió evadir la cuestión interracial entre dos mujeres típicamente anglosajonas.

De cualquier manera, es una novela policial cargada de un fuerte erotismo lo cual hace la lectura perfecta esperando el siguiente encuentro de ellas así como el desenlace de la intriga en la que participan.

Personajes secundarios: aún cuando participan los integrantes de la unidad de crímenes de odio, el que más llamó mi atención fue Freddy, amigo de Mimí por su condición gay siendo un exjugador de futbol americano profesional tomando la decisión de hacer pública su orientación sexual a pesar de las consecuencias a su reputación.


Calificación: 10. Una historia muy bien lograda con elementos policiales bien definidos. La relación de ellas no pierde su frescura.


Autora de la Reseña: amanda45


¿Quieres saber más de este libro? Ir a la entrada

Sobre el Autor